topbella

domingo, junio 30

Burgos, una joya que siempre me enamora

El primer fin de semana de este mes decidimos ir a Burgos, pues hacía tiempo que no íbamos.
Quizá todo lo que diga no sea muy objetivo, pero Burgos es mi ciudad, aunque no he vivido nunca en ella,  soy de un pueblo de la provincia y  he ido cientos de veces.
Esta vez la he visto más bonita que nunca, han recuperado toda la parte de la estación del tren, un barrio que no era muy bonito, pero ahora está precioso. Las calles peatonales del centro que invitan a soñar con algún tiempo histórico y la Catedral tan limpia y tan hermosa o la puerta de Santa María, que me sigue fascinando como la primera vez que la vi.
Siempre recuerdo la primera vez que fui, iba con mi padre y claro está, lo primero nos llevó a ver la catedral y al Cid, pero lo mejor y lo que más recuerdo es cuando nos contaba lo importante que ha sido Burgos y cuanta historia tiene.
Esta vez me ha vuelto a enamorar y no tardaré tanto tiempo en volver.
La historia del Cid parece que en buena parte  es inventada, bueno yo diría que adornada en exceso, pero  parece ser que estuvo por mi pueblo y algo debió dejarnos, digo esto porque este mes ha sido complicado y parece ser que mi padre también ha ganado una batalla después de muerto. Una batalla sentimental para mí, pero que me ha hecho muy feliz y seguro que desde donde esté, también él estará feliz.
He pasado varias veces este mes por Burgos, desde Valladolid, desde Logroño y desde Santander, vamos he recorrido bien la provincia y tengo que decir que aunque nos hemos aburrido este año con tanta lluvia, el campo lo ha agradecido y estaba precioso.
Amapolas, cardos, rosas silvestres y toda clase de flores que uno se pueda imaginar, una pena no tener tiempo para parar y recrearse, o haber tenido la cámara de fotos a mano.
Cuando he vuelto a casa me han entrado unas ganas locas de tener algo de naturaleza en mi cuarto de costura así que me he comprado una plantita para la regadera que me compré en Logroño y le he pinchado unos palitos con unas flores bordadas  para que no se me mueran. (Es que tengo una mano horrible con las plantas, por eso las bordo y las pongo en todo)
Mi planta al lado de un tesoro que encontré en valladolid en un mercadillo, una maravillosa caja y solo 5 euros.
Unas cuantas cajas con parte de mis tesoros, telas, hilos, puntillas.....Un día tengo que ponerlas todas juntas.
Y más flores, de las que no se marchitan.
Rosas de mi hermana,ella si que tiene mano con las plantas.

jueves, junio 6

Tildas especiales desde Santander

 Llevo mucho tiempo viviendo en Santander, cuando llegué me pareció maravilloso, pero algunos santanderinos me decían, cuando lleves tiempo, veras el cielo gris como te pesa. Es verdad, cuando el tiempo se alarga con días y días seguidos grises plomizos parece que llevas toda Cantabria encima, por Dios como pesa, pero un solo día con el cielo azul , la bahía espectacular y dan ganas de vivir.
Siempre me adapto bien a las circunstancias y cuando no se puede ir contra algo camino a su lado.Asi que unos días grises plomizos de los que pesan con unas buenas vistas, son tan preciosos como los días más despejados.
No son las vistas desde mi ventana mientras coso, pero si tuviera estas vistas cosería poco.
Esos días grises a mi me cunden muchísimo, saco mis cajas de telas y............... esta vez unas Tildas para dos personas muy especiales para mí.
Estos días se me ha enredado en la memoria la canción de Chema Puente  "La Marinera". Antes me parecía un poco triste la música de Cantabria pero ahora me parece una música de gente que ama mucho a su tierruca.
Aquí os la dejo
 http://www.youtube.com/watch?v=iV436AnhKMs&feature=share&list=FLg814Il0hbQFggF30FZTCiA


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Datos personales

 
Blogging tips